Blog diseñada por AliciaAlina y escrito por Xikaakira


miércoles, 4 de enero de 2012


                                    Melisa quería saltar en paracaídas pues por un espacio corto de tiempo volaría como un pájaro, el mundo era su rincón perfecto para jugar al escondite, en cada país conociendo culturas y probando infinidades de sabores. El mar era su hogar pues habitaba en un barco comandado por ella. Su corazón estaba sellado, no dejaba entrar a ningún hombre adentro, pues sentía que solo la querían encerrar como a las aves cantoras en jaula. Australia era su paraíso donde dejaba brotar lágrimas cuando algo la entristecía. Solía parecer que la soledad se había adueñado de su vida, pero quien lo había echo era la LIBERTAD

3 comentarios:

  1. Libertad, libertad: todos te buscan secretamente, pero muy pocos son cocientes de que ellos mismos se imponen sus ataduras.

    Besos de neón, bonito relato :)

    ResponderEliminar
  2. Con demasiada frecuencia confundimos la soledad con la libertad. Pero creo que la forma de vivir de Melisa es muy bonita. Un besito.

    ResponderEliminar

Recuerdos pasajeros